[016] Dentro de mí


Hay otro yo
dentro de mí
que no soy yo;
que opina distinto
y tira
en sentido contrario
en cada riña que tengo,
dentro mí,
conmigo mismo.

Es otro yo
que defiende siempre
el plan "B";
que le gusta hacer,
dentro de mí,
de abogado del diablo
o de diablo mismo,
incluso...

Siempre lo he conocido
dentro de mí
y hasta puede que ya estuviera
antes de empezar yo a ser
quien ahora creo que soy.

Se suele comportar
distinto a mí;
si yo soy ying
él es yang
y opina blanco
lo que yo veo negro.
Se alegra de cosas,
dentro de mí,
que a mí me ponen triste
y se toma con calma
lo que a mí me intranquiliza.

No se si habita en mí
como huésped o puede que,
dentro de mí,
sea el verdadero propietario
de mí mismo.

Si lo busco
dentro de mí
a mí me encuentro
y si lo intento ocultar
de mí me pierdo.

Sólo hay una cosa
en la que estamos
siempre de acuerdo:
a los dos nos gusta
el café bien hecho,
aunque,
dentro de mí,
él lo prefiere con azúcar,
y yo con sacarina.




Creative Commons License 

Esta obra está licenciada por Joaquín Romero Zambrano, bajo una Licencia Creative Commons como

7 comentarios:

Orologiaio dijo...

Pepito Grillo, je.

(Yo también prefiero el cafécon sacerina!)

Randt dijo...

Realmente...¡fantastico! Me ha encantado (ya sabes, a mi me encantan estas... "reflexiones filosóficas paranoicas" xD).

Por cierto, el empezar... me ha evocado a otro poema que he leído este curso... ¿de Machado tal vez? (¿o tal vez tuyo? xD)

¿Qué más decir Papá? Ya sé que querías que te reflexionara algo, pero... ¡tu ya tachastes todas las T!. X_D

Nyna Koti dijo...

"Es otro yo
que defiende siempre
el plan "B";
que le gusta hacer,
dentro de mí,
de abogado del diablo
o de diablo mismo,
incluso... "

Éxcelente.

Perséfone dijo...

Creo que todos tenemos esa dualidad en nuestro interior, lo que en los dibujos animado representan con el angelito y el demonio en eterno conflicto.

Sinceramente, me ha gustado mucho tu manera de describirlo.

¡Ah! Y el cafe, con mucho ázucar, por favor jeje

Un saludo.

Deprisa dijo...

Todos tenemos dentro esa parte contraria que tira del carro en otra dirección.

Supongo que es lo que nos hace recapacitar y pensar las decisiones que vamos a tomar.

Yo creo que nos sirve de ayuda en el fondo.

Un saludo.

Paula y Manuel dijo...

Buenas, muy buen blog!

Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
Gracias por tu valioso tiempo!!!

Paula y Manuel
www.elmacarronsolidario.blogspot.com

Hasta los cojones. dijo...

Y lo bien que te lo pasas discutiendo contigo mismo ¿Qué…?
No, ahora en serio, hermosa forma de describir ese sentimiento contradictorio que habita dentro de nosotros y nos coloca en la duda de la existencia a la hora de elegir, con azúcar o con sacarina ;)
¿Te apetecería entrar en mi pequeña comunidad?
Se llama “Gente de puta madre + IVA” pongo la cabecera y enlace de esos blogs que considero interesantes.
Si es así, te agradecería dejases un comentario en mi blog.
También te invito a que te tomes una cervecita en mi rincón (sin, que después hay que conducir, je, je, je…) por lo del concurso, participo en “Actualidad” pero que si no me consideras merecedor de tu voto, no pasa nada. El que tú me enlaces a mí y yo te enlace a ti será lo que nos quedará y el mayor premio que obtendremos.

Muchas gracias.

http://www.loquemetocaloscojones.blogspot.com/