[053] El pescador en su glorieta


Redonda tú,
fuente, centrada y sola.
Con tus chorros abiertos me recibes
girando la entrada
de tu pueblo blanco.

Un pescador
en redes bien curtido
presidiendo tu estatua prisionera
en la barca fresca
me está mirando.

Puesta de sol
que soñaron tus piedras,
símbolos de faenas milenarias
que el poniente sorprende
trabajando.

Redonda tú,
fuente, centrada y limpia.
Silencio de seda le pido al agua,
lágrimas que beben los pájaros
para imitar tu canto.

Si se pone el sol,
lejano y naranja,
me llevaré tu estampa en mi memoria,
mojando mis sentidos,
recordando.

Redonda tú,
fuente, centrada y mía.
Ahora me mira. 
El pescador en su glorieta
parece que está 
pescando.




Creative Commons License
Esta obra está licenciada por Joaquín Romero Zambrano, bajo una Licencia Creative Commons como
Publicar un comentario en la entrada